La tierra y su gente

Siquisique es la parroquia más poblada del Municipio Urdaneta, ubicado en un valle, al lado del histórico y legendario Río Tocuyo. Este río marcha lento y silencioso, de poco caudal en época de sequía, pero, que siempre reclama su territorio cuando la gracia de la lluvia le ofrece la oportunidad de crecer; gran amigo de los agricultores y sustento de sus siembras.

La gente de Urdaneta en general son excelentes amigos, atentos, saben compartir sus ideas de progreso, no hay mezquindad ni envidia en sus corazones; lo más importante es que saben conservar la amistad y las buenas costumbres; son trabajadores y están atentos del adelanto científico y las inquietudes progresistas del hombre.

El sol radiante, sus cardones y cujíes, sus montañas sagradas de "Guacamuco" son bellezas vivientes que hacen de esta región un momento memorable. Tiene paisajes preciosos su tierra es virgen y generosa, sus caminos y calles están llenas de poesías y encanto natural, donde la nostalgia y la soledad se disipa con la alegría de vivir.


En un poema a Siquisique extraído del libro "Barquisimeto" de Dan O'Nirem plasma el paisaje y la nostalgia por la región:


Es un paisaje extraño y solariego
turbado de cujíes y cardones
el cáctus riega el suelo de pendones
con su carnosa bendición al cielo
el dato dulcinante que mitiga
del cardón recto !oh hambre campesina...
embarga de guazábaras el alma
cuando ausculto en sus calles la penuria
un buche de color hiere la calma
y un guanajo de paz brinda la lluvia...
Este valle que es teatro adolorido,
de xerófila luz de vegetal
y al verde del cocuy de adormecido
sus besos tienden tentáculo letal...
Sintetiza el paisaje el caudero
así como el maguey, cují, cocuiza
y el sopor bochornozo de la brisa
tachona su geográfico sendero...
es un rincón tropical.